Las principales medidas que Luis Salaya propone en bienestar animal son la renovación y creación de zonas caninas, la ampliación del refugio y la implantación del sistema CES (captura, esterilización y suelta) para el control de las colonias felinas

Luis Salaya propone una serie de medidas en relación con el bienestar animal ante el considerable aumento en la ciudad de animales domésticos. Para ello defiende la necesidad de llevar a cabo una política que los proteja y que luche por su bienestar. 

En primer lugar, el candidato a la Alcaldía elaborará una ordenanza de protección animal que continuará con un proceso participativo. Este proceso marcará entre otras cosas las líneas básicas de convivencia con animales en espacios públicos.

Uno de las principales medidas que se llevarán a cabo tiene como núcleo central a la sociedad cacereña. El Ayuntamiento colaborará con las distintas organizaciones que operan aquí para realizar campañas municipales de educación y de concienciación en el respeto a los animales.

El abandono de animales en la ciudad ha ido aumentando con el paso de los años. Para combatir este gran problema, Salaya propone la elaboración de un registro de ADN canino, que combata de la misma manera el maltrato y el deterioro de los espacios públicos provocado por la no recogida de los excrementos.

La ciudad verá una mejora en la adaptación de las zonas caninas, en las que existan las condiciones mínimas, como agua, sombra, higiene y lugares donde sentarse,  necesarias para el ocio y el disfrute de los perros y sus propietarios, además de la creación de otras nuevas.

En esta línea, las instalaciones de la perrera municipal de Cáceres serán ampliadas y reformadas. Gracias a ellas podrá ofrecer de una manera mucho mejor sus servicios, ya que contará con capacidad suficiente para la demanda que tiene, y podrá cubrir las necesidades y atenciones denlos animales que se encuentren allí.   Otro tema que también preocupa a los vecinos y vecinas de Cáceres y que Salaya recoge en su programa es el control de las colonias felinas que están distribuidas por distintas zonas. Como medida se implantará el método CES, captura, esterilización y suelta, que protege a los felinos callejeros, permitiendo un control ético de sus poblaciones además de ser beneficioso para la salud pública.