En un encuentro con vecinos del barrio del Junquillo, Luis Salaya se ha comprometido a trasladar el Punto Limpio, además de aportar una solución a los problemas del cruce de la calle Amapola y mejorar el servicio de autobús urbano.

El candidato socialista a la Alcaldía de Cáceres, Luis Salaya, tal y como anunció en la presentación de la precampaña “Ahora Luis, Siempre Cáceres”, celebró su primera Asamblea Abierta la pasada noche en el barrio de El Junquillo “para dialogar y escuchar las demandas vecinales y trasladarles las soluciones que tenemos planteadas para muchas de ellas. No solo hablamos del barrio, sino también de como los vecinos y vecinas ven la ciudad de Cáceres y que propuestas tienen para el futuro”.

Salaya se comprometió con los vecinos y vecinas del Junquillo a trasladar el Punto Limpio, cuando sea Alcalde. “Un punto limpio que jamás debió instalarse en este barrio ni en Macondo como estaba proyectado. Ya lo trasladamos en su momento en la comisión de fomento, así como acompañamos a los vecinos y vecinas en las manifestaciones que se convocaron contra su instalación. Mi compromiso es firme. Trasladaremos el Punto Limpio”.

Además criticó la incapacidad del equipo de Gobierno de Elena Nevado por encontrar una solución a la calle Amapola, demanda vecinal desde hace años. “Encontraremos una solución con viabilidad técnica para que no tengan que recorrer tanta distancia para cambiar la dirección”.

Conozco bien los problemas del barrio, destacó Salaya, “y de ahí mi compromiso con la mejora de la conexión con el resto de la ciudad, optimizando el servicio de bus urbano y en continuar apostando por buscar soluciones para que la vía del tren no sea un obstáculo para su integración en la ciudad”.

“El Junquillo es un barrio muy activo, que necesita que se le doten de servicios y se facilite la instalación de comercios y negocios en el barrio. Sus vecinos nos han hecho diferentes propuestas que recogeremos en nuestro programa electoral” añadió el candidato.

A pesar del abandono al que el gobierno de Elena Nevado ha sometido a los Barrios, subrayó el candidato, Cáceres es una ciudad de oportunidades, con potencial de crecimiento para mirar al futuro con optimismo. “En este proceso de progreso hemos de ir todos los cacereños de la mano, con independencia de si vivimos en el centro o en un barrio periférico, en el que decida vivir cada uno, un crecimiento simétrico que no haga sentirnos orgullosos de lo que somos. Orgullosos de Cáceres”.